Consejos para alargar la vida útil de los electrodomésticos

Los electrodomésticos son equipos muy útiles que mejoran el estilo de vida en casa y pueden llegar a costar varios cientos o miles de euros, por lo que es lógico querer alargar la vida útil de todos estos equipos. Usarlos correctamente, hacerles un correcto mantenimiento y usar descalcificadores sin sal puede hacer la diferencia. 

Dependiendo del modelo, marca o fabricante un electrodoméstico puede durar 5, 10 o 12 años, siempre y cuando se sigan las recomendaciones adecuadas. Asimismo, deberás evitar que aquellos que funcionan con agua se vean afectados por la dureza de la misma, debido a la presencia excesiva de cal y magnesio. Toma nota de las siguientes recomendaciones.

Seguir las instrucciones del fabricante en el manual de uso 

Antes de instalar el electrodoméstico es importante leer todo el manual de usuario y las recomendaciones de cuidado. Asimismo, guardar el manual para próximas consultas. En este se explica cómo deberá usarse el electrodoméstico y qué prácticas deberán evitarse para no dañarlo o deteriorarlo. 

También se explica cómo proceder en caso de que se presente un desajuste o pérdida de la configuración, así como los pasos a seguir para dar un buen mantenimiento al equipo. Revisa con detalle el contenido del manual para saber qué condiciones aplican en caso de garantía, la forma para sustituir piezas y a quién acudir en caso de desperfectos o dudas. 

Cuidar el lugar y modo de instalación

Cada electrodoméstico exige unas condiciones particulares de instalación. Algunos requieren un lugar espacioso o ventilado y con tomas cercanas de agua, electricidad o gas. Antes de instalar el equipo se deben revisar las instrucciones y verificar que el espacio asignado en casa sea el más adecuado. En algunos casos puede que necesites asistencia de profesionales para hacerlo. 

Ten en cuenta que los congeladores y frigoríficos no pueden estar cerca de hornillas, hornos o en áreas donde reciban sol directo, tampoco es espacios demasiado húmedos. El suelo debe estar bien nivelado, no tener partes con zonas quebradas o cerámicas mal puestas. Para algunos electrodomésticos es bueno contar con un regulador o protector de voltaje. 

Limpieza frecuente

La suciedad  puede crear obstrucciones, impedir el buen funcionamiento de las piezas y la buena ventilación de los electrodomésticos. Te recomendamos hacer un aseo frecuente con productos de limpieza aptos para cada equipo, así evitarás crear daños por corrosión u óxido. Del mismo modo, busca la asesoría de un experto para realizar mantenimiento preventivo a equipos más grandes. 

Descalcificadores sin sal para electrodomésticos que utilizan agua 

El agua potable tiene mucha cal por lo que fácilmente obstruye las tuberías, conductos y mangueras de los electrodomésticos. La cal se adhiere en partes de los equipos dañándolas en menos tiempo de lo que imaginas. Esto sin mencionar que el agua con cal es dañina para el organismo. 

La mejor solución es utilizar un descalcificador como Turbical, el cual no utiliza reacciones químicas a partir de sodio logrando un efecto de limpieza que permite que el agua no contenga residuos perjudiciales. El resultado es un líquido apto para consumo que no deja manchas o corrosión en equipos.

Esta solución ecológica e innovadora será la alternativa para alargar la vida útil de tus electrodomésticos, tuberías, grifos y evitar la molesta cal en las paredes y mamparas del baño. Estamos para ayudarte, contáctanos para brindarte más detalles.

¿Deseas un estudio personalizado para tu hogar o centro de trabajo?

Contáctanos y te haremos un estudio a medida

MÁS INFORMACIÓN