Niños cuidan el planeta

Es importante educar a nuestros hijos sobre la importancia que tiene ahorrar agua y energía. No solo es bueno para proteger y cuidar el medioambiente, sino que también hará que las familias ahorren dinero a largo plazo.

Aquí te dejamos cinco consejos para ayudar a empezar:

1.- Explicar a los niños la importancia de conservar los recursos.

Hay que ayudar a los niños ya desde pequeños a comprender por qué es importante ahorrar energía y agua. Deben entender que es importante por muchas razones y una de ellas es que puede ayudar a reducir nuestro impacto en el medioambiente y que cada gesto que hacemos suma por pequeño que parezca.

Los niños deben saber que el ahorro de agua es muy importante porque es un recurso escaso y que en algunas partes del mundo, las personas no tienen acceso a agua limpia y en otras, no hay suficiente para todos.

Además, tienen que ser conscientes que ahorrar energía y no malgastarla contribuye a combatir los efectos del calentamiento global y del cambio climático

2.- Enseñar cómo se pueden conservar los recursos.

Hay muchas cosas que sus hijos pueden hacer en casa para conservar energía y agua, como apagar las luces cuando no las estén usando o cerrar el grifo cuando se están cepillando los dientes o lavándose las manos.

¡Un grifo abierto puede desperdiciar hasta 20 litros de agua por minuto!

3.- Dar un buen ejemplo.

Una de las mejores maneras de enseñar a sus hijos sobre la sostenibilidad y el cuidado del medioambiente es dando un buen ejemplo. Hay muchas maneras de dar ejemplo en casa:

  • Evitar o reducir el consumo de plástico. No compre botellas de agua de plástico, utilice fuentes de agua o sistemas de osmosis inversa en el caso de que el agua de su hogar necesite ser purificada.
  • No malgastar el agua. Mejor una ducha que un baño y cuidado con el agua que se desperdicia al esperar que salga caliente. Para evitar esto existen en el mercado soluciones como SmartWater que nos ayudarán a hacer un consumo sostenible del agua y a reducir el gasto energético.
  • Reducir, Reutilizar y Reciclar. Estas son las conocidas 3R que son la base de la economía circular. Es importante promover entre los suyos un consumo responsable, adquiriendo solo lo que se necesite y es una buena costumbre dar otras utilidades a los objetos antes de tirarlos.

4.- Involucrar a los niños en el proceso

Ayúdelos a reciclar botellas de plástico, frascos de vidrio, latas de aluminio y periódicos. Reciclar puede ser divertido, enséñales a separar los residuos en los cubos desde que son pequeños o cuando pinten que utilicen siempre las dos caras del papel.

5.- Conviértelo en un juego

Una forma de hacer que sea más divertido para los niños ahorrar energía y agua es convertirlo en un juego. Desafíe a sus hijos a ahorrar tanta energía o agua como sea posible durante un período de tiempo y ofrece un premio al ganador, como un helado o un juguete nuevo. Algunas ideas son: a ver quién usa menos agua al cepillarse los dientes o lavarse las manos o a ver quien recuerda apagar las luces cuando salen de una habitación.

Ahorrar energía y agua puede ser una tarea difícil para los niños, pero al seguir estos consejos, pueden aprender lecciones importantes sobre el valor de estos recursos.

Es responsabilidad de todos cuidar el planeta y en Distinguished Place trabajamos para ofrecer soluciones ecológicas que ayuden a las familias y a las empresas a ahorrar agua y energía.

¿Hablamos?

Te damos toda la información sobre cómo ahorrar energía y agua, elegir productos sostenibles y reducir los residuos.