Mitos comunes sobre la osmosis inversa

El tratamiento purificador del agua potable ha traído algunos mitos sobre la ósmosis inversa, producto de información desactualizada y desconocimiento del funcionamiento de esta novedosa tecnología. Queremos ayudarte a identificar datos erróneos y a tomar decisiones inteligentes para asegurarte un consumo de agua limpia y segura.

Son muchas las pruebas que han demostrado la utilidad de la ósmosis inversa, pero eso no ha impedido la aparición de algunos mitos que te comentamos a continuación.

El agua tratada con ósmosis inversa no es saludable

Es uno de los mitos que apenas se sustenta, ya que la ósmosis frente a otros sistemas de purificación es más efectiva y no genera ningún tipo de impacto negativo en el agua tratada ni en el medio ambiente.

La ósmosis inversa es un método de purificación del agua potable que elimina los contaminantes y residuos. Su uso se ha popularizado por la baja calidad del agua que sale por el grifo y su alto contenido de sales minerales. La ósmosis funciona a través de una membrana por donde se hace pasar el agua para retener las partículas orgánicas, bacterias, patógenos, químicos y cualquier otro elemento perjudicial.

Además, los equipos de filtración ahora gozan de funciones más novedosas que alargan la vida de la membrana y, en general, de todo el sistema, permitiendo el uso prolongado de los filtros aún en condiciones demandantes. Los sistemas más modernos que utilizan la ósmosis inversa pueden desviar los residuos a un área independiente del sistema de purificación, así se asegura un mayor nivel de pureza y menos deterioro de las membranas.

El agua purificada por ósmosis tiene un mal sabor

Este mito tampoco se sostiene después de un simple análisis, ya que precisamente la ósmosis inversa puede eliminar los contaminantes del agua causantes de una alteración de sus propiedades organolépticas naturales.

La ósmosis al utilizar membranas especiales puede crear un tamiz molecular muy efectivo que retiene todos aquellos desechos, incluyendo químicos, que alteran el olor y el sabor del agua. En cambio, el agua tomada directamente del grifo, sin purificación, suele tener un sabor desagradable para muchas personas.

La ósmosis inversa produce bajo consumo de minerales

Es cierto que la ósmosis retira los minerales presentes en el agua como el calcio. No obstante, se ha demostrado que las cantidades presentes en el agua son tan bajas que no representan un aporte significativo para el organismo. Muchos especialistas recomiendan quitarlos del agua porque no ofrecen verdaderos beneficios.

Todos esos mitos no hacen sino poner en evidencia todos los beneficios de la ósmosis inversa, la cual puedes comenzar a aprovechar con nuestro equipo GuTZZI. Este aparato fabricado con lo último en tecnología y de la mano con biólogos, ingenieros y usuarios, ha resultado en un diseño compacto y fácil de instalar. Ideal para consumo directo, lavar los alimentos y cocinarlos.

Te guiaremos para conocer más sobre la instalación y uso de GuTZZI. Contáctanos para más recomendaciones.

¿Deseas un estudio personalizado para tu hogar o centro de trabajo?

Contáctanos y te haremos un estudio a medida

MÁS INFORMACIÓN