Peligros del plástico

El plástico es un polímero sintético hecho de petróleo, gas natural o carbón que se puede moldear en casi cualquier forma y es muy fuerte.  Es barato, duradero y fácil de producir, por eso es muy utilizado en todo el mundo.

Historia del Plástico

Este material ha existido durante siglos, pero no fue hasta finales del siglo XIX que se fabricó por primera vez en una cantidad significativa. En ese momento, estaba hecho de materiales naturales como la celulosa, que provenía de las plantas.

A principios del siglo XX, los químicos desarrollaron formas de fabricarlo a partir de productos derivados del petróleo, y pronto se hizo popular para fabricar cosas como botellas y envases. Después de la Segunda Guerra Mundial la producción aumentó drásticamente a medida que se desarrollaron nuevos procesos de fabricación. Pronto se convirtió en un material común en la vida cotidiana y ahora se usa para hacer de todo, desde automóviles hasta ropa.

Tipos de plástico

Hay muchos tipos, pero todos comparten algunas propiedades comunes. Todos están hechos de hidrocarburos y todos pueden moldearse en diferentes formas.

El más común es el tereftalato de polietileno o PET. Este tipo de plástico se utiliza para fabricar botellas de agua, recipientes para alimentos y otros artículos desechables. Es duradero, ligero y fácil de reciclar.

Otro tipo común de plástico es el cloruro de polivinilo o PVC. Este tipo es el que se utiliza para fabricar tuberías y revestimientos de vinilo. Es fuerte y resistente a la corrosión, pero no es muy reciclable. Otros tipos incluyen polipropileno, poliestireno y policarbonato.

Peligros del plástico

El plástico se encuentra en todo, desde botellas de agua hasta bolsas de supermercado. Si bien tiene muchos beneficios, también tiene algunos peligros que todos deberían conocer.

1.- No es biodegradable y tarda siglos en descomponerse. Esto significa que, una vez producido, permanecerá en el medioambiente para siempre.

2.- El plástico contiene sustancias químicas nocivas que pueden filtrarse en el agua y el suelo. Estos productos químicos pueden ser tóxicos y causar problemas de salud tanto a humanos como a animales.

  • Los ftalatos son uno de los principales aditivos tóxicos del plástico y pueden filtrarse cuando el plástico se calienta o entra en contacto con los alimentos. Se sabe que los ftalatos causan una serie de problemas de salud, como infertilidad, defectos de nacimiento y cáncer.
  • Otro aditivo dañino es el bisfenol A (BPA) que es un disruptor hormonal y se ha relacionado con una serie de problemas de salud, como la infertilidad, las enfermedades cardíacas, la diabetes y la obesidad. También se sabe que causa problemas de desarrollo en los niños.

Grupos internacionales de científicos instan a los gobiernos a declarar el plástico como un residuo peligroso ya que hay suficiente evidencia para afirmar que representa una grave amenaza ambiental.

3.- Los desechos plásticos crean contaminación ambiental que tienen un impacto negativo en los ecosistemas. Cada año, más de 8 millones de toneladas métricas de plástico terminan en nuestros océanos. Esta contaminación causa graves daños a la vida marina, a menudo provocando la muerte.

Además, el plástico se descompone en pedazos cada vez más pequeños que atraen y acumulan sustancias tóxicas. Este proceso se llama contaminación “microplástica”. Los microplásticos se definen como partículas de plástico de menos de 5 milímetros de tamaño.

Los microplásticos son una grave amenaza para la vida marina y la salud humana. Pueden absorber sustancias químicas nocivas del agua y el aire, que luego pueden liberarse en la cadena alimentaria.

¿Qué podemos hacer?

Es importante ser consciente tanto de los beneficios como de los riesgos al tomar decisiones sobre el uso del plástico.

Mucha gente cree que reciclar es una solución sostenible a este problema. Sin embargo, eso no es verdad. Reciclar plástico requiere energía y produce contaminación. Además, el plástico reciclado a menudo termina convirtiéndose en nuevos artículos desechables, como envases o pajitas.

La verdadera solución a nuestro problema con el plástico es rechazar por completo el plástico desechable.

Podemos hacer esto negándonos a comprar artículos que vengan envueltos en plástico, llevando nuestras propias bolsas y recipientes reutilizables cuando vayamos de compras y rechazando los plásticos de un solo uso como pajitas y utensilios.

En la sociedad actual, es difícil escapar de los efectos del plástico, está en todas partes. Sin embargo, en Distinguished Place estamos comprometidos a reducir nuestra dependencia de este material y tenemos algunas soluciones a este problema.

  • Fuentes de Agua en hogar y empresas para eliminar la compra de agua embotellada en plástico.
  • Descalcificador Sin Sal Turbical Se elimina el consumo de agua en botellas de plástico y además al no tratar el agua con sal u otros químicos no contamina la red pública del agua.
  • LaundryPro el sistema de limpieza sin químicos con el que ya no tendrás que comprar ningún detergente o suavizante en envases de plástico.

 

Si estás buscando una forma de vida más saludable y sostenible,

¡Ven y visítanos en Distinguished Place!

¿Hablamos?

Te damos toda la información sobre cómo ahorrar energía y agua, elegir productos sostenibles y reducir los residuos.