Sostenibilidad

La conciencia de los consumidores sobre el cambio climático y la eficiencia energética se encuentra en un nivel histórico.

Según una encuesta publicada recientemente por Lifestyles de Euromonitor el 82% de las personas dice que la sostenibilidad es más urgente ahora que antes de la pandemia del Coronavirus.

El Banco Mundial en un estudio reciente indica que las principales preocupaciones ambientales en el mundo son la contaminación del agua, la deforestación y la contaminación del aire.

Esta mentalidad está impulsando a los consumidores a ser más respetuosos con el medio ambiente y ahora están más interesados en encontrar formas nuevas e innovadoras de hacer un medio ambiente más limpio.

El 95% de los consumidores cree que sus acciones personales pueden ayudar a disminuir el impacto del cambio climático y prevenir el daño ecológico.

Hay muchos tipos de consumidores en el mundo, y cada uno tiene un impacto diferente en el medio ambiente. Se identifican tres tipos de conductas según el compromiso con el medioambiente:

  • Eco-activos: Personas altamente preocupadas por el planeta, llevan a cabo acciones concretas para reducir sus residuos. Son conscientes de la preocupación de ser sostenibles y prestan mucha atención al impacto de sus acciones en el medio ambiente. Se sienten obligados a hacer cambios.
  • Eco-considerados: Están preocupados por el ambiente a un nivel similar que los eco-activos, pero sus acciones diarias no lo demuestran. Entre sus principales barreras está el precio de los productos.
  • Eco-despreocupados: Consumidores que tienen muy poco o ningún interés en el medio ambiente. La temática ni siquiera aparece entre sus preocupaciones del día a día.

Actualmente, los eco-activos representan el 22% de los consumidores globales.

Cómo ser un consumidor más “Eco-consciente”

Es importante pensar en las formas en que cada uno de nosotros impacta el medio ambiente. Hay muchas pequeñas cosas que cada uno de nosotros puede hacer para ser consumidores más conscientes del medio ambiente. Algunos consejos incluyen:

  • Reducir la dependencia del plástico, todos debemos hacer un esfuerzo para evitar el uso de plásticos desechables tanto como sea posible.
  • Instalar fuentes de agua en empresas y negocios en lugar de comprar agua embotellada. Esto no solo es mejor para el medio ambiente, sino que también es más barato a largo plazo.
  • Reducir el uso de energía en nuestros hogares:
    • Apagar los dispositivos electrónicos cuando no se usen y desenchufar los cargadores cuando se estén usando.
    • Adquirir electrodomésticos que sean eficientes a nivel energético. Esto puede ahorrarle mucho dinero en sus facturas con el tiempo y le ayudará a reducir su impacto ambiental.
  • Reciclar todo lo que se pueda. El reciclaje tiene muchos beneficios, entre los que destacan la conservación de los recursos y la reducción de los desechos. Pero también puede ahorrarle dinero.

Hacer pequeños cambios como estos puede sumar grandes ahorros con el tiempo y acercarnos a un futuro más sostenible.

Para lograr un futuro sostenible, necesitamos pensar en los efectos a largo plazo de nuestras acciones y tomar decisiones que nos beneficiarán no solo a nosotros, sino también a las generaciones futuras.

Cuando se trata del medioambiente, todos y cada uno de nosotros tenemos el poder de marcar la diferencia

 

En Distinguished Place nos preocupamos por nuestro planeta, y con nuestros productos evitamos el uso de envases, permiten eliminar el consumo de productos nocivos para la salud, y además están orientados a generar ahorro energético.

En conclusión, existen desafíos para lograr un futuro sostenible pero NO son insuperables.

Juntos, podemos marcar la diferencia en la creación de un futuro más sostenible para todos.Tenemos el conocimiento y la tecnología para hacerlo realidad. 

¿Hablamos?

Te damos toda la información sobre cómo ahorrar energía y agua, elegir productos sostenibles y reducir los residuos.